210510
 
 
 
El premier británico muestra a Merkel su oposición a dar más competencias a la UE – Cameron quiere «una eurozona fuerte», pero sin libra
Fuente: ABC.es
Cameron quiere «una eurozona fuerte», pero sin libra

RAMIRO VILLAPADIERNA | BERLÍN
Actualizado Viernes , 21-05-10 a las 21 : 21
 
Londres desea “una zona del euro fuerte”, manifestó ayer el primer ministro británico en Berlín, pero no quiere ingresar en la moneda única y es cauto respecto a una mayor regulación.
En su primera visita a Berlín, David Cameron dejó claro que su nuevo gobierno de coalición no desea nuevas transferencias de soberanía a Bruselas, como sugiere crecientemente Merkel afin de controlar la deuda y los presupuestos de los socios comunitarios.
No es probable que estos suceda”, dijo Cameron, alegando salvaguardas como que un acuerdo tal "debería ser aprobado por los 27 aunque sólo afectara a la Eurozona", y que su propio país debería someter la cuesitón a referéndum.
 
La canciller Merkel, que tuvo una dura mañana en el parlamento, aislada por la oposición en la aprobación de la ayuda europea al euro, ha querido suavizar las diferencias con Londres. Ambos insisten en que "debe mejorar la cultura de la estabilidad”, en lo que Cameron aseguró que " en esas cuestiones el Reino Unido será un buen socio" y Merkel esquivó las posibles medidas a adoptar hasta que no avance el grupo de trabajo de la Comisión Europea.
 
Merkel ha subrayado que lo importante sería que los dos estados "quieren que Europa sea un continente próspero" y Cameron recalcó que Londres desea "una Eurozona fuerte" y la estrategia económica debe ir encaminada por tanto al "crecimiento y la estabilidad".
 
Pese a elogiar la “determinación” de su homóloga, Cameron también ha rehusado el acento alemán sobre los fondos de alto riesgo ("hedge funds") que el gobierno alemán busca controlar más estrechamente, algo que para Londres “debería ser justo y proporcional”.
Para el británico éstos no serían "el foco del problema" y sugirió que "debemos analizar si nos estamos centrando en las causas reales o sólo en los síntomas". En cualquier caso, se mostró partidario de que "los bancos sirvan a la economía y no ésta a los bancos".
 
Los dos jefes de gobierno han elogiado las relaciones bilaterales y Merkel destacó que "el encuentro ha demostrado que las relaciones no sólo permanecen intactas sino que son también amistosas".
Aunque la canciller se había quedado sola con su gobierno, en la aprobación por la mañana del paquete de garantía alemana para salvaguardar eventualmente la zona del euro, Merkel expresó su satisfacción por que la ley haya pasado en ambas cámaras y lamentó en cambio la falta de "responsabilidad con Europa" de la oposición de Socialdemócratas y Verdes, que se abstuvieron.
Anuncios