190610
 
 

¿Por qué China no revaloriza el yuan?

La política monetaria del gigante asiático le ha enfrentado en los peores momentos de la crisis financiera con EE UU y Occidente .

SANDRO POZZI | Nueva York 19/06/2010

Resultado Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 12 votos
Imprimir   Enviar

Los detalles, en el mundo del dinero, son siempre vitales, porque ahí es donde se esconde el diablo. Pero a falta de que China especifique cuál es su plan para empezar a flexibilizar el yuan, este primer paso del banco central chino es relevante por varios motivos, tanto para Estados Unidos como para Europa.

La noticia en otros webs

– La intervención de China sobre su divisa le permite mantenerla artificialmente baja frente a las monedas rivales, lo que da una ventaja competitiva de sus productos en el mercado internacional. Es decir, un destornillador fabricado por una empresa china es más barato que uno "made in USA".

El Economic Policy Institute calcula que el yuan vale en este momento un 40% menos de lo que debería, atendiendo al ritmo de expansión de su economía y de su balanza exterior. Esto permite a China ayudar a compensar lo que sus compañías pierden por la caída de la demanda global, por la crisis.

El sindicado AFL-CIO, citando un estudio del Peterson Institute for International Economics, denuncia que la devaluación del yuan "costó hasta tres millones de empleos en EE UU". La apreciación del yuan hasta la paridad con el dólar, opinan algunos economistas, ayudará a crear un millón de empleos, porque hará las exportaciones estadounidenses más competitivas.

– Es año electoral, y el tambor del proteccionismo suena fuerte en el Capitolio. La presión para que la Administración de Barack Obama reaccione y actúe para preserva el empleo en EE UU se hizo patente a comienzos de mes, cuando el secretario del Tesoro, Timithy Geithner, compareció ante el Congreso.

El Tesoro debía haber presentado el pasado 15 de abril su informe sobre política de cambio, pero lo retrasó sin fecha para dar margen al diálogo. Los legisladores en el Congreso le pedían que calificara a China como "manipulador", porque con su política pone a la industria exportadora doméstica en desventaja.

China es de los pocos puntos donde demócratas y republicanos están unidos. El pasado 15 de marzo, 130 congresistas enviaron una carta a Geithner pidiendo que se impongan medidas arancelarias selectivas si Pekín no revalúa su divisa. El senador demócrata Charles Schumer y el republicano Lindsey Graham introdujeron una Ley para ejercer más presión.

EE UU tiene un punto de vulnerabilidad. En este momento no puede minar los esfuerzos para que China colabore en cuestiones económicas en el marco del G20. Pero sobretodo, China es su principal banquero. La deuda nacional bruta estadounidense asciende a 13 billones de dólares (entorno al 90% del PIB). De esta cantidad, unos 8 billones es deuda neta y la mitad está en manos extranjeras. Los chinos tienen en torno a un billón.

Anuncios