El Gobierno de Pakistán va a modernizar su sistema fiscal para aumentar los ingresos, según dijo hoy su ministro de Exteriores, tras una petición de EEUU para que los ricos hagan su parte y paguen impuestos en un país asolado por las inundaciones y con problemas económicos crónicos.

Hay ciertas áreas que han estado fuera de la red fiscal“, reconoció el ministro paquistaní de Exteriores, Shah Mehmud Qureshi, al término de una reunión de países que discutieron cómo apoyar a ese país tras las catastróficas inundaciones del verano pasado.

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, pidió ayer en Bruselas que el Gobierno paquistaní emprenda “reformas” fiscales para garantizar que “las élites” del país contribuyan a la reconstrucción tras las inundaciones.

Hillary Clinton consideró “totalmente inaceptable” que los paquistanís con más medios “no cumplan con su parte para ayudar a su gente” mientras la comunidad internacional se esfuerza por enviar ayudas, según declaró tras reunirse con la Alta Representante de la UE, Catherine Ashton.

A pesar de que anunció cambios en la política fiscal de su país, Qureshi trató hoy de mostrar que no se debe a presiones externas. “Sin importar lo que diga Hillary Clinton, tenemos que hacer lo que sea bueno para Pakistán“, dijo.

El sistema fiscal tiene que ser más equitativo. Hasta ahora no lo ha sido y tenemos que corregirlo”, recalcó el ministro de Exteriores paquistaní, quien reconoció que los ingresos oficiales “han dependido excesivamente de los impuestos indirectos”.

También explicó que su Gobierno ha estado trabajando en esta dirección desde hace un tiempo, “no sólo por las inundaciones, sino con objetivos a largo plazo”.

En este sentido, dijo que el Ejecutivo de Islamabad está “creando un consenso” para reformar el impuesto a las ventas, y crear algo similar al IVA europeo.

El enviado especial de EEUU para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke, quien también asistió a la reunión de hoy, explicó en otras declaraciones que la autoridades paquistaníes “tienen que hacer las cosas a su modo, y nosotros les apoyaremos”.

Holbrooke recalcó que el Pakistán es un país bajo una “tremenda presión” interna y externa, debido a los combates de los insurgentes en la zona fronteriza con Afganistán y a su situación económica.

(Fuente: EFE en Google noticias y selección de Mon Money)

Anuncios