En Roma al menos 100 mil personas participaron en dos marchas que confluyeron en la plaza San Juan de Letrán, lugar tradicional de las grandes manifestaciones en la capital, indicaron fuentes del sindicato metalúrgico FIOM-CGIL, organizador de la manifestación.

El dirigente del sindicato, Maurizio Landini, dijo que se trata de “una gran jornada de lucha en defensa de la democracia, de los contratos de trabajo y del derecho al trabajo de la gente”.

La industria italiana, en particular la metalúrgica, sufrió duramente la crisis económica mundial de 2008-2009. Italia registra actualmente un desempleo de 8.2 por ciento de la población activa, es decir, 2 millones de personas están desocupadas.

(fUENTE: AFP, REUTERS Y DPA en Google noticias y selección de Mon Money).

Anuncios