Por Jaume Cusó i Barroso de Catalunya.

Desde ya tiempo la independencia ha dejado de ser cosa de cuatro alocados, empieza ser un tema del que habla la gente y que cada vez más gente lo asume como un hecho posible, más aún, un hecho necesario. Alcanzar la independencia no será fácil, todo el mundo es consciente, pero ya no es un tema tabú. Incluso personas que antes se oponían lo consideran no sólo factible sino un hecho hacia el que estamos avocados sin remedio. Personas como el ex presidente de la Generalitat, el Muy Honorable Sr. Jordi Pujol i Soley ha tenido que reconocer públicamente que ya no le quedan argumentos para oponerse, él que siempre había considerado esta posibilidad como un tema inalcanzable, y este cambio no se ha debido a que las razones de los independentistas lo hayan convertido a las tesis independentistas, no, las razones de este cambio provienen de la actitud española hacia Catalunya. Argumentos de peso han sido los continuos incumplimientos de los acuerdos firmados entre el gobierno español y el catalán por la parte española, pero la razón más importante ha sido la sentencia dictada por el Tribunal Constitucional español contra el Estatut de Cataluña aprobado por el pueblo de Cataluña en referéndum . También influye en este cambio de mentalidad la hostilidad que promueven algunos medios de la prensa madrileña. No es ninguna novedad que la prensa madrileña muestre un odio cerval hacia Cataluña, los catalanes y la cultura y lengua catalanas, sólo hay que repasar las hemerotecas de diarios como el monarquicofalangista ABC La independencia ya no la impulsan alocados con estrelladas sino señores con corbata formados en prestigiosas escuelas de negocios y que dirigen empresas de nuestro país, señores que apoyan la independencia con frías cifras contables, no con sentimientos. Ya no son un grupo de jóvenes melenudos con una camiseta con la estelada en el pecho, ahora son señores que impecablemente vestidos, con un portátil de última generación demuestran la viabilidad de la independencia con gráficos y estadísticas. Los incumplimientos españoles, la sentencia del Tribunal Constitucional y que nos toquen el bolsillo han convencido a gente que esto de la independencia no es ninguna broma. La actitud española sigue siendo la misma de siempre cuando España ha tenido que enfrentarse a idénticas situaciones, la incredulidad y la incapacidad para entender que está pasando. Y España no es la primera vez que se enfrenta a esta situación. Perdió todos sus territorios de ultramar sin comprender el porqué, ni el cómo ni las razones. Aún hoy siguen sin entenderlo a pesar de que hablamos de hechos sucedidos mayoritariamente a todo lo largo del siglo XIX.

El día después de la Independencia

¿Qué pasará el día después de la independencia?. Pues, después de las celebraciones, porque habrá celebraciones, la gente volverá a su vida normal, a trabajar. La derrota del 11 de septiembre de 1714 debería haber implicado el hundimiento de este país, caer en la apatía, pero lo que
hizo la gente fue primeramente enterrar a los muertos, e inmediatamente
después abrir los negocios a pesar de que Barcelona estuviera en ruinas y ocupada por las tropas enemigas. Probablemente no había mucho que vender, tanto era, la cuestión era decirles a los ocupantes que quizás habían vencido militarmente pero no habían vencido realmente, que este pueblo nunca se rinde, siempre vuelve a levantarse. Si habiendo sido vencidos y ocupados militarmente, con una represión salvaje que llevó a la muerte a muchos y al exilio a buena parte de las élites del país, la gente hizo una declaración de intenciones, no con palabras sino con hechos, que se alzaría, y lo hizo después de que la ciudad hubiera quedado en ruinas, con miles de muertos y de muchos otros obligados a huir para no sufrir la revancha del ocupante, el día después de la independencia no debe ser diferente , tendremos que reconstruir nuestra economía tras deshacernos de la tutela de un Estado que se piensa que puede faltarnos el respeto, expoliar hacernos e incumplir los acuerdos firmados sin que pase nada.

Amenazas

Cuando este asunto se plantea en foros de Internet, dejando a un lado los comentarios escritos con mayúsculas – esto se considera por un gesto de mala educación para que las mayúsculas en Internet se entienden como gritos – para trolls cibernéticos españolistas que escupen su bilis anticatalana y de paso su desconocimiento de las normas gramaticales de la lengua castellana – su lengua, por la que suelen tener muy poco respeto cuando escriben sus opiniones en los foros, y seguramente cuando escriben en cualquier otro formato – siempre aparecen los apocalípticos que nos anuncian todas las desgracias que caerán sobre nosotros: la expulsión de la UE, la salida del euro, la pérdida del mercado español, la división de la sociedad catalana, etc. Vayamos por partes. La Unión Europea ha ido integrando Estados surgidos de la rotura de otros Estados, nosotros ya estamos dentro, no nos harán fuera para después integrarnos dentro de la UE. No niego que habrá tensiones, pero creen los españoles que la UE no les dará una colleja a ellos?. Y no digamos los demás Estados de la UE que podrían verse afectados directa o indirectamente. Si Cataluña se independiza de España creen los españoles que ellos no tienen ninguna responsabilidad en este asunto?. Pues, están bien equivocados. Ya sé que la asunción de responsabilidades por parte de los gobernantes españoles no ha sido nunca un hecho que se haya producido. Los gobernantes españoles siempre han creído que nunca eran culpables de nada. En caso de rotura de un Estado la culpa es de ambas partes, y el Estado español no hace más que dar argumentos para que se produzca la rotura. El miedo a que se produzca un efecto dominó en otros miembros de la UE puede hacer que la UE a quien más responsabilice sea en España, no sólo por no haber hecho algo para impedirlo sino porque en su estupidez típicamente carpetovetónica hayan hecho todo lo posible para causarla. No saldremos del euro para volver a integrarnos poco después. Tener que crear una moneda propia sería absurdo cuando ya tenemos una. Cataluña no tiene moneda propia desde mitad del siglo XIX, cuando España hizo una unificación de todo el sistema creando la peseta. Este hecho tan relevante es obra de un ministro de origen catalán que abordó la creación de un sistema monetario unificado para todo el Estado. Este Ministro de Hacienda nacido en Calaf, Laureano Figuerola fue el creador del sistema monetario español unificado que tenía la peseta como moneda. Pero lo más sorprendente es que el nombre peseta tiene sus orígenes en una moneda catalana de principios de ese mismo siglo, una moneda que se llamaba peceta, que acuñó en Barcelona en 1808. La división de la sociedad catalana si que puede ser un verdadero problema, especialmente si se instrumentalizada por los partidos políticos y por varios grupos mediáticos españoles. No dudo que la nueva situación generada implique que haya personas que decidan irse de Cataluña por las más diversas razones, especialmente las de no estar cómodos con la nueva situación. Seamos francos, en Cataluña en estos momentos le sobra población, si se van los que no se sienten cómodos viviendo en una Catalunya independiente todos saldremos ganando, y tampoco creo que sean muchos, muchos menos de los que algunos catastrofistas anuncian. En castellano dicen que al enemigo que huye se le debe poner un puente de plata, es decir, que quien no esté cómodo se le debe facilitar la marcha. Son justamente los partidos españolistas los que hacen ondear el fantasma de la división, curiosamente unos partidos que se atribuyen una representación que en realidad no tienen ya que ellos hacen la trampa de atribuirse la representación de gente de la que no se sabe que opinan que a pesar de vivir en nuestro país ni votan ni dicen nada. Muchos catalanes tenemos una parte de nuestros genes venidos de fuera de Cataluña, pero el independentismo es un sentimiento que crece tanto entre aquellos que tienen apellidos catalanes como españoles. Sentirse catalán va más allá de si has nacido en el barrio de Les Corts (un barrio de la ciudad de Barcelona que había sido municipio independiente con el nombre de Les Corts de Sarrià), como quien le habla, o en cualquier otro lugar del Mundo . En España no entienden que los apellidos son una herencia que nos identifica ante los demás pero que somos nosotros los que decidimos atarnos a un país oa otro. Este país ha sido la suma de gente procedente de todo el mundo, tenemos nada de casi todos los pueblos que desde la antigüedad han pisado este país. Hay catalanes con apellidos nada catalanes que se sienten catalanes, y también hay gente que llevando apellidos catalanes de pura cepa desprecian el país. Y podría decir nombres de gente muy conocida con apellidos muchos catalanes que ahora no paran de hacer grandes demostraciones de españolidad y de odio contra Catalunya, pero es muy feo señalar, se dice el pecado pero no el pecador. Un temor que creo que podemos descartar es la de una intervención militar para restaurar lo que ellos creen que es la legalidad vigente, su, no la nuestra. Y lo tenemos que descartar que la UE no toleraría que uno de sus miembros empezara a tirar bombas sobre la población civil de un territorio que creen suyo, y que además es parte de la UE. Aunque tengo serias dudas de la integridad mental de los gobernantes españoles y que quizás su primer pensamiento sería enviar los tanques a la Plaza Sant Jaume, por una vez, una vez de la que no hay muchos precedentes en la historia española, el diseño, el juicio, la lógica y la razón deberían imponer al instinto carpetovetónico que tradicionalmente impulsa a los gobernantes españoles a arreglarlo todo con los cañones y no con el cerebro. Y no porque no quisieran hacerlo, es que esto implicaría una ruptura total entre ambos países, suponiendo que lograran imponer su deseo a nuestro por la fuerza las consecuencias serían una rotura emocional con España total. Incluso aquellos que aún dudan o que no quieren tomar partido por ninguna opción en la esperanza de que la situación pueda ser reconducida acabarían asumiendo que con esa gente no hay nada que hacer. Se puede seguir el modelo checoslovaco, partir peras sin una sola tubería y manteniendo las relaciones o el modelo yugoslavo. El modelo checoslovaco me gusta más. Un gobierno poco serio y un futuro gobierno no muy amigo de los catalanes Los acuerdos firmados deben cumplirse. Y el gobierno socialista español no sólo no cumple los acuerdos que firma con el gobierno catalán sino que abiertamente dice que de momento no piensan cumplir los acuerdos de financiación con la Generalitat, que si lo hace será en el 2013 y que la cifra acordada ya la podemos ir olvidando. Considerando que dentro de un año es poco probable que gobiernen los socialistas españoles (jacobinos), y que muy probablemente gobierne el PP (centralistas), el partido que presentó el grueso del recurso contra el Estatut de Cataluña, ya podemos suponer que lo tenemos muy peludo. Los socialistas ya han dejado claro que ellos no piensan cumplir los acuerdos que ellos firmaron, y el PP no creo que se considere obligado a cumplir los acuerdos del gobierno socialista, sino lo hacen los que los firmaron, ellos qué obligación tienen de hacer -lo?. Lo tenemos crudo con esta gente. No nos podemos fiar de unos y no podemos esperar nada bueno de los demás. Si el PP consigue mayoría absoluta ya podemos ir imaginando que prueben de recentralizar las competencias del Estado, lo han dicho muchas veces, un hecho que crearía fricciones entre el gobierno catalán y el español. Y no dudéis que ellos tienen la batalla mediática ganada a España, pero nosotros podemos ganar la guerra sin pegar un solo tiro, con la razón, no siempre el que más grita y con más agresividad gana, podemos ganar usando la razón. No debemos tener miedo, ya no nos pueden bombardear.

(Fuente:  BUSCANT RAONS   Blog de Jaume Cusó i Barroso en Bloogger y selección de Mon Money)

Anuncios