El magnate Rupert Murdoch, dueño de News Corporation, y su hijo James, finalmente testificarán el próximo martes ante la Comisión Parlamentaria que investiga el escándalo de las escuchas telefónicas y sobornos en Reino Unido.

Murdoch se había negado en primera instancia a acatar la convocatoria formulada el pasado martes por la Comisión Parlamentaria de Cultura, Medios y Deportes, mientras James se había mostrado dispuesto a ir pero en otra fecha, amparados ambos en que su ciudadanía estadounidense los liberaba de esa obligación.

Hoy temprano, la comisión había anunciado que el magnate y su hijo -jefe de las operaciones europeas y asiáticas del grupo- no acudirían a la citación, aunque sí lo haría Rebekah Brooks, directora ejecutiva de News International, la filial británica de News Corp, informó Europa Press.

Tras esa negativa, los diputados presentaron un requerimiento formal para que se  los interrogue el 19 de julio.

Poco después, un portavoz de News Corp indicó que se remitió un comunicado a la comisión parlamentaria en la que se le hizo saber “la intención de James y Rupert Murdoch de asistir a la reunión del próximo martes”, según informó el Daily Telegraph, periódico conservador ajeno al grupo Murdoch.

The Times -que sí es propiedad de News International– señaló que es la primera vez que se obliga a dos extranjeros a que acudan ante una comisión parlamentaria de estas características.

El presidente de la Cámara de los Comunes, George Young, informó que existen “sanciones disponibles”, incluidas multas y hasta prisión, para quienes se niegan a comparecer si son llamados por el Parlamento, aunque dijo que la prisión no ha sido utilizada desde hace mucho tiempo.

Murdoch, de 80 años, había confirmado poco antes que aceptará prestar declaración ante el juez Brian Leveson sobre los delitos que habrían cometido periodistas y empleados del News of the World y otros medios pertenecientes a News Corporation.

Mientras tanto, la policía anunciaba hoy temprano el arresto de Neil Wallis, ex editor ejecutivo del News of the World, por su presunto rol en las pinchaduras de teléfonos para obtener noticias exclusivas, informó DPA.

Este es el noveno sospechoso arrestado desde que la Justicia reabriera, en enero, una investigación iniciada años atrás en torno a las prácticas de empleados de ese diario amarillista.

El detenido, de 60 años, fue trasladado a sede policial, donde será interrogado.

Wallis empezó a colaborar con el dominical en 2003, al lado del entonces director Andy Coulson, detenido durante unas horas la semana pasada, para ser interrogado.

Coulson, a la cabeza de News of the World de 2003 a 2007, trabajó también como jefe de prensa del primer ministro, David Cameron, en 2010, pero tuvo que dimitir el pasado enero por implicación en el escándalo y fue sustituido por Wallis.

Bajo la presión gatillada por el resonante caso, Murdoch renunció ayer a adquirir la totalidad del paquete accionario de la cadena de TV satelital British Sky Broadcasting, del cual ya posee el 39%, luego de que los tres mayores partidos británicos lo urgieran a hacerlo mientras la Justicia investiga a sus diarios.

En una nueva postura sobre el imperio mediático de Murdoch, impensada apenas semanas atrás, el viceprimer ministro británico Nick Clegg dijo que el organismo regulador OFCOM ya comenzó a analizar si el holding News Corp, cuya filial británica News International está en el centro del escándalo, puede conservar su parte de BSkyB.

“Claramente hay grandes dudas sobre si News International es conveniente y apropiada, y por eso exactamente es que OFCOM lo está examinando en este momento”, dijo Clegg a la radio pública.

(Fuente: http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=229413&id=434656&dis=1&sec=1 y selección de Mon Money)

Anuncios