Papandreu retira el referéndum y estudia un gobierno de coalición

«Estoy satisfecho de que no vayamos a una consulta popular, porque ése no era mi propósito en sí», dice el primer ministro”.

El ministro de Finanzas griego, Evángelos Venizelos, ha anunciado, en nombre del Gobierno, que no se celebrará un referéndum sobre el rescate financiero de Grecia, como había planteado el lunes el primer ministro, Yorgos Papandréu. «El Gobierno anuncia de forma oficial que no avanzara hacia un referéndum», ha dicho Venizelos en una intervención ante el grupo parlamentario socialista trasmitido por la televisión nacional.

Venizelos ha advertido de que el sexto tramo del plan de rescate a Grecia debería estar aprobado antes del 15 de diciembre y debería contar con un respaldo de 180 diputados, para lo que haría falta el respaldo de la oposición.

 Por otra parte, ha considerado que Grecia debe tranquilizar a sus socios internacionales de que hará inmediatamente todo lo que debe para poner en práctica el plan de rescate acordado la semana pasada por la UE.

Previamente, Papandréu había avanzado que retiraría la propuesta de celebrar una consulta tras constatar el apoyo de la oposición conservadora al acuerdo del Eurogrupo al segundo rescate de la economía del país. «Incluso si no vamos a un referéndum, que nunca era un fin en su mismo, saludo la posición de la oposición conservadora que está dispuesta a ratificar en el Parlamento el acuerdo de la cumbre de Bruselas», señalaba un comunicado de la oficina de Papandréu. «Estoy satisfecho de que no vayamos a una consulta popular, porque ese no era mi propósito en sí», decía el acorralado primer ministro, quien se enfrenta a una creciente resistencia interna en su propio partido. El mandatario agregaba que siempre «había dicho que si había apoyo (por parte de la oposición), no había necesidad de un referéndum».

Negociaciones
Paralelamente, el primer ministro griego ha propuesto «que un equipo del partido (el socialista Pasok) dialogue con la oposición conservadora», al tiempo que él mismo hablará con el líder opositor Antonis Samaras «para avanzar hacia un amplio consenso». En todo caso, el primer ministro griego ha advertido de que incluso si se da un tipo de cooperación con la oposición, Grecia «no ha salido del torbellino» todavía.

El líder de Nueva Democracia había pedido previamente la formación de un Gobierno de transición que lleve al país a la celebración de elecciones anticipadas y que el actual Parlamento ratifique el paquete de rescate acordado por la UE la semana pasada. «Pido la formación de un Gobierno de transición temporal con un mandato exclusivo para celebrar inmediatamente elecciones y la ratificación del plan de rescate por el actual Parlamento», había declarado Samaras en un comunicado. El líder de Nueva Democracia ha subrayado que es vital que el sexto tramo del paquete de rescate sea desbloqueado lo antes posible y antes de que se celebren las elecciones anticipadas.

Papandréu ha advertido de que la celebración de elecciones anticipadas en estos momentos sería catastrófico para el país. Durante su intervención esta tarde ante el Parlamento, ha reiterado que es fundamental que el principal partido opositor respalde el plan de rescate. Asimismo, en cuanto al diálogo que su partido iniciará con los conservadores, ha dicho que la condición es que haya cooperación en políticas específicas y ha asegurado que por ahora no puede rechazar las propuestas realizadas por Samaras. Ha subrayado, eso sí, que para poder negociar con la oposición hace falta un partido socialista unido.

Anoche, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) decidieron congelar la ayuda urgente de 8.000 millones de euros para Grecia hasta que se celebre el referéndum anunciado por el primer ministro sobre las condiciones del plan de rescate.

La rebelión interna, clave
Antes de que Papandréu hablase en el Parlamento, un portavoz del Ejecutivo tenía que salir al paso de las informaciones divulgadas por la cadena británica BBC en el sentido de que el mandatario estaría a punto de presentar su dimisión. “No hay ninguna renuncia del primer ministro”, explicó una fuente del Gobierno. La BBC había informado, citando fuentes en Atenas, que Papandréu entregaría a Papulias su renuncia y le propondría la formación de un Gobierno de coalición encabezado por el expresidente del Banco Central heleno Lucas Papademos. “Hizo falta amenazar con un referéndum para que Samarás asumiera su responsabilidad”, ha dicho Papandréu durante la reunión con sus ministros. Asimismo, ha asegurado que la pertenencia de Grecia al euro no se cuestiona.

Todo esto ocurre después de que el Gobierno haya perdido la mayoría absoluta en el Parlamento para afrontar una moción de confianza que se votará mañana, tras el anuncio de dos diputadas socialistas de que no apoyarán al Ejecutivo.

Con un mensaje en Twitter fechado hoy y dirigido al presidente del Parlamento, Filipos Pechalnikos, la diputada Eva Kaili ha expresado su rechazo al referéndum sobre el plan de rescate propuesto por Papandréu y ha anunciado que no apoyará al Gobierno en la moción. Otra parlamentaria, Elena Panarito, ha dicho que, aunque no abandona el grupo socialista, no apoyará al Gobierno, lo que supone que el primer ministro no tiene el apoyo necesario para superar la moción. Con estas nuevas deserciones, el grupo del gubernamental Pasok se queda con 150 de los 300 escaños en el Parlamento de Atenas.

Alrededor de 30 parlamentarios del Pasok y de la oposición habían firmado una carta en la que pedían la renuncia al reférendum, la formación de un Gobierno de unidad nacional y la convocatoria de elecciones anticipadas. “Consideramos que la formación de un Gobierno de unidad nacional es necesaria para el cumplimiento de los objetivos nacionales y conducirá al país lo antes posible y con garantías a unas elecciones”, afirman los signatarios de la carta.

(fUENTE: http://www.abc.es/20111103/economia/abci-gobierno-griego-dimision-papandreu-201111031327.html y selección de Mon Money)

Anuncios