Los 13 ministros del Gobierno de Mariano Rajoy, han jurado su cargo ante el Rey en el Palacio de la Zarzuela, en presencia de los máximos representantes de los tres poderes del Estado.

La reina ha asistido a esta ceremonia, que ha tenido lugar en el Salón de Audiencias, como es tradicional, y con la que abre su mandato el trigésimo octavo Gobierno de España -el octavo del PP- desde las primeras elecciones democráticas celebradas el 15 de junio de 1977.

Como testigos estuvieron presentes el presidente del Gobierno Mariano Rajoy; el presidente del Congreso, Jesús Posada; el presidente del Senado, Pío García-Escudero; el presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, y el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar.

El orden de acatamiento del cargo fue por antigüedad de los departamentos que van a ostentar.

El primero en cumplir el trámite ha sido Alberto Ruiz-Gallardón, que inmediatamente después ha pasado a ejercer de notario mayor del Reino. Uno a uno los nuevos ministros han ido acercándose al lugar dispuesto para la jura en el Salón de Audiencias del Palacio, frente a una Biblia, un ejemplar de la Constitución y un crucifijo.

Después de Gallardón, la siguiente en jurar su cargo ha sido la vicepresidenta, ministra de Presidencia y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; seguida del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo.

Seguidamente han jurado sus cargos los ministros de Defensa, Pedro Morenés; Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro; Interior, Jorge Fernández Díaz; Fomento, Ana Pastor; Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert; Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez; Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria; Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete; Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.

Todos juran

Los 13 ministros han repetido la misma fórmula: “Juro cumplir fielmente las obligaciones del cargo, con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros”.

Todos han optado por la fórmula del juramento frente a la de la promesa, y solo Sáenz de Santamaría y De Guindos lo han hecho únicamente sobre la Constitución, mientras que Ruiz Gallardón y Wert han extendido la mano derecha sobre la Carta Magna y la izquierda sobre la Biblia.

El ejemplar de la Carta Magna utilizado en este acto solemne, un facsímil del original publicado por las Cortes Generales en 1980, estaba abierto por el título IV, artículo 100, que se refiere al nombramiento y separación de sus cargos de los miembros del Gobierno.

En cuanto a la Biblia, un ejemplar editado en Valencia en 1791 que fue propiedad de Carlos IV, mostraba las páginas del capítulo XXX del Libro de los Números en un pasaje que habla “del voto y juramento y de su obligación y cumplimiento”.

Terminado el acto, los Reyes se acercaron a la fila de ministros, saludaron y estrecharon la mano a cada uno de ellos. El Monarca se detuvo de manera especial con Miguel Arias Cañete. Después, el equipo completo de Gobierno posó junto a los Reyes para los fotógrafos.

La reina, que ha besado a las cuatro ministras -con trajes de chaqueta de distintos colores en contraste con el azul uniforme de los trajes de los ministros-, ha dedicado unos minutos a intercambiar impresiones con la nueva titular de Fomento.

Al igual que ocurrió el miércoles tras jurar el cargo de presidente del Gobierno, Rajoy ha permanecido unos minutos hablando a solas con el Rey, mientras que el resto conversaba en distintos corrillos.

Los flamantes ministros del Gobierno comenzarán a trabajar al frente de sus ministerios de inmediato, ya que mañana están convocados a primera hora de la mañana al Consejo de Ministros, donde se adoptarán las primeras decisiones de la era Rajoy.

(fUENTE http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/22/espana/1324526029.html y selección de Mon Money)

Anuncios