Por Anna Cuenca (AFP) – hace 4 horas


MADRID — Sumando el control de los servicios secretos a las ya muchas responsabilidades asumidas en el nuevo gobierno conservador español, Soraya Saénz de Santamaría, de 40 años, mano derecha de Mariano Rajoy se convierte en “la mujer con más poder de la democracia” de España.
Después de nombrarla el miércoles al frente de la Vicepresidencia, del ministerio clave de la Presidencia y de las funciones de Portavoz, el jefe del nuevo gobierno, el conservador Mariano Rajoy de 56 años, decidió transferirle el control de los servicios secretos españoles.
Así, por primera vez desde el retorno de la democracia a España en 1978, el Centro Nacional de Inteligencia -formado por 3.500 agentes y encargado de proporcionar información para prevenir amenazas contra el país- dejará de depender de Defensa para estar controlado por la ministra de la Presidencia.
“Son muchos los deberes que me corresponden”, reconoció el viernes Soraya Saénz de Santamaría al término del primer consejo de ministros del recién formado gobierno. “Soy de los que piensan que en vez de poder hay que hablar de deber”, puntualizó, al comparecer ante los medios en su flamante puesto de portavoz.
“Daré lo mejor de mí misma para llegar a todo y si a algo no llego, desde luego, pediré ayuda”, agregó esta mujer conocida por su discreción, a la que sus allegados atribuyen además un fuerte sentido del humor y una gran intuición política.
Pero sobre todo, Sáenz de Santamaría, a la que dice no le asustan “el trabajo, las horas y el esfuerzo”, es conocida por su eficiencia, su tesón y su incansable entusiasmo.
“Soraya será la mujer con más poder de la democracia”, destacaba el diario La Vanguardia. “Rajoy concentra en Santamaría un poder inédito”, subrayaba El País.
Abogada de formación, Saénz de Santamaría, nacida en Valladolid (centro) en 1971, llegó a la política hace 11 años casi por casualidad cuando fue reclutada como asesora para integrar el equipo de Rajoy, que entonces era ministro del gobierno de José María Aznar.
“Hoy vuelvo al ministerio con mucha ilusión, todavía más ganas y mucha humildad”, afirmó al tomar posesión de su cargo el jueves, subrayando que llega al puesto en un momento de “mucha responsabilidad histórica” en un país golpeado por más de tres años de crisis.
Trabajando “como las hormiguitas”, reconoce ella misma, Saénz de Santamaría se ganó rápidamente gracias a su eficiencia la confianza de Rajoy, quien en 2008 la convirtió en portavoz de su partido en el Congreso de los Diputados y más tarde en su mano derecha en la carrera hacia el poder.
“Siempre con eficacia, trabajo y discreción -y con muy poco perfil político, huyendo de los titulares y sobre todo de las polémicas, como había aprendido de su jefe- fue creciendo”, recordaba El País.
Esta mujer que se casó en Brasil por lo civil y tuvo a su primer hijo hace sólo un mes en plena campaña electoral, da una imagen de modernidad que contrasta con el ala más conservadora del Partido Popular de Rajoy.
“Ser mujer y joven resulta una combinación explosiva”, afirmó en una entrevista concedida en 2009 al diario El Mundo, acompañada de una sugestiva fotografía en blanco y negro que dio mucho de que hablar.

(Fuente:  http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5jKq1Mdp4aU9v5GE_rWZ35UyzwmhA?docId=CNG.3dd030722b8a135ecd533708868dc49e.2a1 y selección de Mon Money)

Anuncios