Rinasce l’Unione del Maghreb Arabo

di Karima Moual

Il vento del cambiamento continua a soffiare e stimolare quella regione – il Maghreb – che ha dato inizio al cambio di rotta verso la democratizzazione e dunque a una vera partecipazione politica che molti chiamano “Primavera Araba”. E’ in questa chiave che può essere tradotto l’ultimo incontro dei ministri degli Esteri dei paesi del Maghreb svoltosi a febbraio a Rabat quasi in concomitanza con il 5+ 1 a Roma.

Obiettivo? Rivitalizzare la dimenticata UMA, l’Unione del Maghreb Arabo, di cui fanno parte Marocco, Algeria, Mauritania,Tunisia e Libia. Un’organizzazione nata più di 23 anni fa, ma che per gli screzi e gli interessi dei regimi precedenti, non è mai diventata una realtà operativa. Oggi invece ci sono davvero buone probabilita perchè questa organizzazione si svegli dal suo letargo e inizi quel cammino mai intrapreso. Dopo la primavera araba e il ricambio forzato dei vertici, l’Uma può disegnare una nuova politica del Maghreb.”  (…)

“Los vientos de cambio continuo soplan y estimulan la región – Norte de África – que ha comenzado a cambiar hacia la democratización y por lo tanto, una verdadera participación política que muchos llaman la “primavera árabe”. Y es  “en esta clave que se puede traducir la última reunión de ministros de Exteriores de los países del Magreb, celebrada en Rabat, en febrero, casi simultáneamente con el 5 + 5, en Roma.

Objetivo? UMA revitalizar el olvido, la Unión del Magreb Árabe, que incluye Marruecos, Argelia, Mauritania, Túnez y Libia. Una organización fundada hace más de 23 años, pero para las peleas y los intereses de los regímenes anteriores, nunca se convirtió en una realidad operativa. Pero hoy en día hay muy buenas probabilidades, porque esta organización se despierta de su letargo y comienza ese viaje jamás realizado. Después de la primavera árabe y las partes obligadas de los vértices, UMA puede dibujar una nueva política de los países del Magreb.

Febrero de 2012, el comienzo de un renacimiento UMA después de la primavera árabe.

La reunión celebrada en Rabat planteó la posibilidad de crear un gran mercado para el libre comercio en el Magreb. La integración económica y cooperación contra el terrorismo han sido los argumentos que han dominado las discusiones de los ministros. “Espero que el 2012 será el año de la UMA”, dijo el presidente de Túnez, Moncef Marzouki quien se refirió “a traer a la vida el sueño de los países del Magreb “. El Rey Mohammed VI de Marruecos ha hecho un llamamiento para la creación de un “nuevo orden del Magreb que refleja los cambios en Libia y Túnez.” “sobre la base de intereses comunes interdependientes, este edificio se basa en el deseo de intensificar los esfuerzos para garantizar un desarrollo integrado e inclusivo, que promueva el progreso, la prosperidad y una mayor estabilidad para los cinco países del Magreb Árabe (UMA) en el marco de la unidad, la fraternidad y buena vecindad “, dijo el rey en un mensaje dirigido a los Jefes de Estado de la Unión de los países del Magreb.” El profundo cambio – , dijo Mohammed VI – experimentado por los árabes y la región del Magreb y las ambiciones de los pueblos hermanos, que aspiran a una mayor libertad, la democracia, la dignidad, el desarrollo integral de progreso compartido y la justicia social, son todos factores que nos animan a fortalecer la construcción del Magreb, que es una perspectiva estratégica, inevitablemente. “Para ello – añade el soberano – hay que adoptar una solidaridad pragmática, realista y clara, en perfecta armonía con el espíritu y propósito del Tratado fundador de Marrakech”. Y de nuevo: “. Estoy profundamente convencido de que la integración de los países del Magreb es una aspiración profunda popular, una necesidad urgente por motivos estratégicos, un imperativo económico en estos tiempos de consolidación y globalización” La cuestión de las fronteras entre Argelia y Marruecos en relación con el Sahara sigue siendo un problema abierto. Pero incluso aquí se han hecho progresos. Fue firmado en Rabat un memorando de entendimiento entre los dos países para la creación de un “mecanismo” de consulta política. Especificaciones estructuras ministeriales se encargará de mantener y profundizar el diálogo político y promover el intercambio continuo de información sobre la política exterior, así como sobre asuntos regionales e internacionales de interés común.

La historia y los obstáculos que han bloqueado UMA

El Tratado constitutivo de la UMA se firmó 17 de febrero 1989 en Marrakech, pero su última cumbre se celebró en 1996. Con los años, alrededor de 50 acuerdos fueron firmados entre los Estados miembros, pero las difíciles relaciones entre los antiguos líderes de esta región han impedido una implementación exitosa. La continuación del cierre de las fronteras entre Argelia y Marruecos (que duró desde 1994) y las dictaduras de Libia y Túnez, no han ayudado a lograr un Magreb unido. “Luego fue la supremacía de la política que ha hecho de la cultura como rehén y la economía, deteniendo el crecimiento de la UMA – Belkacem Boutayeb explica al presidente del Grupo MENA (Oriente Medio y África del Norte) dell’Imri (Instituto de las relaciones de Marruecos internacional), en las páginas de la revista de la Challenge – Se le ocurrió la idea de romper esta unión, incluso a favor de una organización puso en marcha sobre nuevas bases, y la introducción de nuevos países como Egipto. Sin embargo, se disuelven, ¿qué? “. Una pregunta que puede ser leído como una provocación. “Si fuera simplemente para expandirse en el norte de África, entre ellos Egipto, también, no hay necesidad de disolución”. Boutayeb sigue a la pregunta: “¿Qué es la nuestra, un desesperado deseo de triunfar a toda costa con la política de integración, a expensas de la cultura y la economía? Hay que añadir a la “maquinaria política” un país como Egipto, tan diferente de los países del Magreb? “. El nuevo enfoque por lo tanto sólo puede ser económico en términos de asociación estratégica, y sobre todo no político. “No deberíamos, en todo caso – continúa Boutayeb – tratar de fortalecer las empresas existentes a ampliar primero?”. Estas dificultades », se añade, como hemos dicho, el obstáculo de la cuestión del Sáhara Occidental entre Marruecos y Argelia. Las relaciones entre los dos países tienen conflictos de 08 de octubre 1963, el día se rompió lo que se ha llamado “la guerra de las arenas”, una guerra que duró hasta el 5 de noviembre de ese año y el objeto de que se trazó frontera. Al igual que otros países africanos, las fronteras oficiales son las heredadas de la colonización. En esta pista, Marruecos ha perdido la ciudad de Tinduf, en los treinta y pocos años que Francia había anexado Argelia. Sin embargo, Marruecos ha renunciado a reclamar esa ciudad, pero en las relaciones entre los dos países se mantuvo la tensión. La situación empeora en 1975, después de la “marcha verde” que ha permitido a Marruecos para recuperar el Sáhara Occidental, antigua colonia española. Argelia, en ese momento todo su apoyo, financiero, militar y diplomático, el Frente Polisario, el movimiento de liberación del Sáhara Occidental, que reclama el mismo territorio. La década de los setenta se caracterizó por una guerra de guerrillas continúa, pero, a pesar de las provocaciones e incidentes fronterizos, Marruecos nunca ha querido iniciar una nueva guerra contra Argelia, que apoya el Polisario en los campamentos de Tinduf y se instala. Esta tensión sólo se suaviza a finales de los ochenta, en particular mediante la creación de su propia Unión del Magreb Árabe, 17 de febrero de 1989. Además de los obstáculos al sur del Sahara importante a la UMA, hay muchos otros, pero siempre la preocupación de que Marruecos y Argelia, sugiere Belkacem. Cuestiones tales como el nodo de las familias desalojadas de Argelia en 1975, la nacionalización de las tierras pertenecientes a los argelinos, las cláusulas de incumplimiento del Tratado de la UMA en su totalidad.

 ¿Por qué creer e invertir nell’UMASin embargo, estas dificultades “debe ser superado, porque es bueno creer nell’UMA El costo económico de no-Magreb es exorbitante y los analistas más agudos de señalar. El área del Magreb tiene una superficie de más de seis millones de km2 con una población de alrededor de cien millones de habitantes, si fuera más unida, permitiría una resolución democrática de muchos problemas, como el amazigh, una pluralidad de identidades, la regionalización. Todos estos temas, si tuvieran la profundidad de un sistema integrado, puede encontrar fácilmente su resolución. Pero, sobre todo, volviendo al aspecto económico, la coordinación tendrá un peso de manera positiva en el negocio del Mediterráneo y Oriente Medio. De hecho, las negociaciones comerciales, sino también políticos, tener una dinámica diferente. Así que bien hace el presidente de Túnez, Marzouki creerlo. Y fue el primero en apoyar la revitalización de la Unión del Magreb en todas sus declaraciones, haciendo hincapié en la necesidad de garantizar que el desarrollo regional en la región. La idea no es nueva, después de todo, eran el FLN, el Neo-Destour y el Istiqlal se unió a Tánger en 1958 para proclamar su deseo de una unión de los países del Magreb. No hay que olvidar que Marruecos y Túnez apoyó la revolución argelina en su propio nombre una sola Magreb. El reto de la seguridad es real y requiere la cooperación de todos los Estados miembros. Por no hablar de que este proyecto podría allanar el camino para la movilización de los jóvenes todavía creen en la posibilidad de que su país tiene para ofrecer, sin soñar con viajar a Europa. Y mientras soñaba con la UMA ya está fijada en la próxima cumbre. A finales de 2012, en Libia.

 
Anuncios