RODRIGO RATO

EL EXPRESIDENTE DE BANKIA ES PROPIETARIO DEL 4,5% DE LAS ACCIONES DELGRUPO INTERECONOMÍA

Rodrigo Rato es propietario de esas acciones a través de la sociedad El Manantial de Información SL, de la que es apoderado desde el 10 de enero de 2008.

By Aurelio Ruiz
El Grupo Intereconomía es beneficiario desde septiembre de 2009 de un crédito sindicado por CajaMadrid de 18 millones de € concedido por cuatro cajas controladas por el PP.
Como destacaron ayer diversos medios, entre ellos el programa “Clases Medias” dirigido por el periodista Enrique de Diego en la cadena Radio Libertadwww.diarioelaguijon.com, el expresidente de Bankia es propietario del 4,5% de las acciones del Grupo presidido por Julio Ariza. Rodrigo Rato es propietario de esas acciones a través de la sociedad El Manantial de Información SL, de la que es apoderado desde el 10 de enero de 2008, según figura en el Registro Mercantil. La sociedad El Manantial de la Información tiene como objeto social el negocio de publicidad, editorial y de artes gráficas y se constituyó el 17 de noviembre de 2000, con un capital social de 255.000 euros, que mediante sucesivas ampliaciones se ha situado en 522.481.
Consejeros de Bankia
Hasta el 27 de diciembre de 2005 figuraba como socio único Santiago Cobo Cobo, esposo de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez. De hecho, la primera sede social de El Manantial de Información estuvo situada en el Hotel Santa María, de El Puerto de Santa María (Cádiz), propiedad de Santiago Cobo. La sede social actual está desde 2008 en Madrid, en la calle Hermosilla, 28, 1º A. Fue en enero de ese año cuando Rodrigo de Rato Figaredo pasó a ocupar el puesto de apoderado, correspondiendo con el momento en que, tras su abandono de la presidencia del Fondo Monetario Internacional y ser fichado como consejero por el Banco de Inversión Lazard, Santander (200.000 euros de retribución por asesoramiento) y Criteria, el exvicepresidente del Gobierno retomó los negocios familiares, situándose como apoderado de la citada sociedad El Manantial de Información, Explotaciones Carabaña, Arada y Rafi y como administrador único de Rafi Tealsa.

Explotaciones Carabaña es propietaria del 91% de El Manantial de Información, por lo que cabe deducir que Santiago Cobo figuró mientras existían incompatibilidades por las funciones políticas de Rodrigo Rato. Carabaña ha desarrollado la promoción urbanística de La Pontica, en el núcleo rural del municipio de Gijón. Además, de las acciones de El Manantial y, por tanto, del 4,5% de las acciones del Grupo Intereconomía, Carabaña es propietaria de la famosa casa-molino de los Rato. En 2006, Carabaña tuvo 221.456 euros de beneficios y el conjunto de las cinco sociedades de Rodrigo Rato facturó un millón de euros con un único asalariado.

El accionariado de Intereconomía está compuesto por el 61% de Julio Ariza, el 13% de Borayma Desarrollo SCR de Mesonero Romanos, el 13% de Rustraductus de Javier Tallada, el 4,5% de El Manantial de Información (Rodrigo Rato), el 4,5% de Royal OAK, donde se sitúa a Mario Conde, asistente a los consejos de administración del Grupo; otro 1% corresponde al empresario catalán Borja García Nieto y el 3% restante se reparte entre pequeños accionistas. A los consejos de administración de Intereconomía asistía en representación de El Manantial de Información Ramón de Rato Figaredo, fallecido el 16 de enero de 2012, aunque el hermano del expresidente de Bankia no ostentaba ningún cargo en la citada sociedad.

Por otra parte, Santiago Cobo Cobo, esposo de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, es amigo íntimo de Rodrigo Rato y colaborador de larga trayectoria. A pesar de que su ámbito profesional es la hostelería, como propietario y gerente de los hoteles Los Jándalos, fue colocado como miembro independiente del consejo de Gas Natural en 2002, a propuesta de Alfonso Cortina, presidente de Repsol, que a su vez había llegado a ese cargo mediante el apoyo del entonces vicepresidente económico del Gobierno Aznar.

El Grupo Intereconomía es beneficiario, desde septiembre de 2009, de un crédito de 18 millones de euros concedido por cuatro cajas del PP, sindicado por CajaMadrid. Ese crédito, al parecer, se concedió para la adquisición de las licencias de Radio Intereconomía y de Radio Intercontinental, propiedad ambas de la familia Serrano Súñer, y también se utilizó para sufragar las deudas de La Gaceta de los Negocios, adquirida en agosto de 2008. La utilización final de ese crédito es una incógnita puesto que Intereconomía Corporación sigue teniendo que abonar mensualidades del contrato a los Serrano Súñer.

El Grupo Intereconomía atraviesa una grave situación económica con pérdidas acumuladas que rondan los 50 millones de euros y que se manifiesta en continuos retrasos en el pago de las nóminas desde octubre de 2011, lo que le llevó a protagonizar una iniciativa inédita como iniciar una cuestación entre sus espectadores y que hace que actualmente deba una extraordinaria a los redactores de La Gaceta y el sueldo íntegro de abril a todos aquellos trabajadores cuya nómina es superior a los 1.500 euros. El miércoles Intereconomía pudo pagar algunos atrasos mediante un crédito que fuentes solventes sitúan en 2 millones de euros y que esas mismas fuentes no descartan que pudiera ser concedido precisamente por Bankia.

Según Enrique de Diego, uno de los fundadores de Intereconomía y autor del polémico libro “Dando caña”, “la presencia de Rodrigo de Rato en el accionariado de Intereconomía puede ser un grave escándalo político y aún de presunta corrupción, pues, por ejemplo, Bankia ha estado poniendo publicidad en una empresa de la que era accionista su presidente. También es precisa la máxima transparencia en relación con ese multimillonario crédito sindicado, en sus condiciones de ejecución”.

Para Enrique de Diego, “lo que está claro, de manera evidente y fehaciente, es que es un completo escándalo mediático. Intereconomía ha estado presumiendo de independencia cuando en su accionariado tiene un alto cargo político del Partido Popular, que estuvo al frente de la economía nacional en su día y en el último tramo de una institución financiera manifiestamente mal gestionada y sobre cuyos problemas Intereconomía ha mantenido un completo silencio que suena a complicidad. Intereconomía, y su presidente Julio Ariza, están obligados a aclarar esta situación a la mayor brevedad”.

Anuncios