El Gobierno francés deja sin efecto la prevista subida del IVA en octubre

La presión fiscal afectará a los bancos, las petroleras y los dividendos empresariales

 París 4 JUL 2012 – 17:37 CET

François Hollande prometió que no sería un rehén de la austeridad. Este miércoles, su Gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros la primera piedra de su ambiciosa reforma fiscal y ha subido impuestos “a los que más tienen” por valor de 7.200 millones de euros. La cifra es obligada porque París debía ajustar el presupuesto de 2012 al déficit del 4,5% con la nueva previsión de crecimiento, que es del 0,3% en vez del 0,7%. De cara al año próximo, Francia debería crecer el 1,2% con un déficit del 3% y, según el Tribunal de Cuentas, Hollande necesitará encontrar 33.000 millones más. El Gobierno ha afirmado que, en 2013, 13.300 millones saldrán de una mayor recaudación y el resto de la reducción del gasto público.

Tanto Hollande como su primer ministro, Jean-Marc Ayrault, rechazan utilizar las palabras rigor y austeridad, y a cambio prefieren usar el concepto “rectificación con justicia”. La primera piedra de la reforma fiscal (la segunda se aprobará en otoño) es una batería de medidas recaudatorias que marcan una clara ruptura con las políticas de Nicolas Sarkozy. Se trata de no tocar los ingresos de “las clases populares y medias”, según afirmó Ayrault el martes en la Asamblea Nacional, y de que el esfuerzo lo hagan los contribuyentes más ricos y las empresas que más facturan y más ganan. La oposición conservadora cree que los socialistas “afirman que el empleo es su gran prioridad pero de momento solo toman medidas contra las empresas que lo deben crear”.

Las familias pagarán en total 3.400 millones de los 7.200 que hacen falta este año, es decir, el 53% del total del ajuste, según calcula el Gobierno. Las grandes fortunas sufrirán una contribución excepcional del 3% sobre el patrimonio, que permitirá recuperar lo perdido este año con las exenciones fiscales. Además, el impuesto de sucesiones eleva a 100.000 euros el tope para las herencias y donaciones, lo que supone que el 88% de las transmisiones y herencias estarán exentas de impuestos, frente al 95% anterior.

La ley impone además que los no residentes fiscales paguen el 15,5% sobre los ingresos inmobiliarios que poseen en el país, sea sobre alquileres o plusvalías (una medida que rendirá 50 millones este año y 250 millones en 2013).

Además, se adelanta una medida prevista por Sarkozy: el alza de dos puntos en las contribuciones a la seguridad social de las rentas del capital. La propuesta más beneficiosa para el Estado es la supresión de las desgravaciones y beneficios fiscales sobre las horas extras en las empresas con más de 20 empleados. El Estado ingresará 980 millones en 2012 y 3.000 millones en 2013. A cambio, el Gobierno suprime la subida del IVA prevista para el 1 de octubre y baja el tipo para los libros y los espectáculos, que pasa del 7% al 5,5%.

Todo lo demás son aumentos para las empresas: los dividendos abonados a los accionistas tributarán un 3%; las stock options y acciones gratuitas tendrán una contribución social del 40%; las grandes empresas deberán abonar de forma anticipada un 5% excepcional sobre los beneficios; la tasa sobre la venta de acciones pasará del 0,2% al 0,4%: las petroleras pagarán de forma única un 4% del valor de susstocks y los bancos verán duplicarse la tasa de riesgo sistémico­.

Otras medidas simbólicas de ruptura con el régimen anterior, y que habían sido anunciadas con antelación, son la disminución de un 30% en los salarios del presidente, el primer ministro y los ministros; o la supresión de la franquicia de 30 euros que se exigía a los extranjeros en situación irregular cuando recurren a la sanidad pública, a lo que se añade la supresión de una medida aprobada por Sarkozy: los gastos de escolaridad de los niños franceses en el extranjero ya no serán pagados por el Estado.

La propuesta más emblemática de la campaña electoral de Hollande, la imposición del 75% a las rentas anuales superiores al millón de euros, se aprobará en otoño con otras como el nuevo tramo del 45% para los ingresos mayores de 150.000 euros.

(Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/07/04/actualidad/1341415936_434056.html y selección de Mon Money)

Anuncios