Artur Mas, con el rey Juan Carlos tras convocar elecciones (AFP, Josep Lago)

Artur Mas, durante su discurso ante los diputados catalanes (AFP, Josep Lago)

BARCELONA — El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, anunció este martes la convocatoria de elecciones autonómicas anticipadas para el próximo 25 de noviembre y afirmó que “ha llegado la hora de ejercer el derecho de autodeterminación”.

“Hay que traducir en acciones concretas el momento extraordinario que estamos viviendo. Hay que decidir”, afirmó el político nacionalista ante el Parlamento catalán, durante el discurso inaugural del debate de política general, que se prolongará hasta el jueves.

“El ‘Parlament’ que salga de las urnas tendrá una responsabilidad histórica”, añadió Mas, para quien la celebración de comicios (dos años antes del fin de la legislatura) permitirá a los catalanes expresarse en las urnas, tras la gran manifestación independentista celebrada en Barcelona el pasado 11 de septiembre, festividad nacional catalana.

Tras esta movilización, Mas acudió a Madrid la semana pasada para proponer al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un nuevo sistema de financiación para Cataluña que Rajoy rechazó. El llamado pacto fiscal “no se ha visto fuera de Cataluña como una solución, sino como un problema”, sostuvo Mas en su discurso.

“Si Cataluña fuese un Estado, estaría entre los 50 países más exportadores del mundo”, recalcó el líder de Convergència i Unió (CiU), absteniéndose, sin embargo, de pronunciar la palabra “independencia“. Antiguo motor económico de España, Cataluña se ve lastrada por una deuda de casi 44.000 millones de euros, es decir, un 22% de su Producto Interior Bruto.

A finales de agosto, se vio obligada a pedir una ayuda de 5.000 millones de euros al Estado para hacer frente a sus vencimientos de deuda. Pero, según el Ejecutivo catalán, los problemas económicos proceden en gran parte del sistema de financiación autonómica, por lo que reclaman un pacto fiscal que le permita, entre otras cosas, recaudar los impuestos de Cataluña.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó este martes que el debate independentista genera una “tremenda inestabilidad” en estos momentos y que Mas “está añadiendo una nueva crisis a la crisis”, en referencia a la crisis de la deuda que podría llevar de forma inminente a España, cuarta economía de la eurozona, a pedir un rescate global de su economía.

El Partido Popular apoyó a CiU en el Parlamento catalán, donde dispone de una mayoría relativa, pero las nuevas reivindicaciones de Mas han conducido a una ruptura de las relaciones parlamentarias entre las dos fuerzas. La situación podría afectar la imagen de España ante sus socios europeos, que le exigen fuertes restricciones presupuestarias.

El esfuerzo de las 17 comunidades autónomas resulta crucial para que el país consiga el objetivo de reducir su déficit del 8,9% al 6,3% del PIB este año. Para ayudarlas, el Gobierno central ha creado un fondo de ayuda, que estará dotado con 18.000 millones de euros y que se prevé se active esta semana.

Después de que Cataluña, la Comunidad Valenciana y Murcia anunciaran que recurrirían a esta ayuda, Andulucía mostró este martes su intención de solicitar una ayuda de 4.900 millones de euros, haciendo que el monto total de las solicitudes ascienda a casi 15.000 millones de euros.

Anuncios