“Las necesidades que tiene el ser humano son de variada índole, en cuanto a su origen, urgencia y naturaleza.  Así, algunas necesidades se originan por el simple hecho de la mantención  de la vida.”.

Podríamos clasificar como necesidades vitales, las de alimentarse y de protegerse a través del vestuario y de la vivienda.   Otras se originan en el desarrollo cultural y espiritual del ser humano, como son las de desarrollar el intelecto, adquirir cultura, la recreación o bien dedicarse a la meditación religiosa o filosófica.   En un tercer grupo pueden clasificarse necesidades creadas por vivir el hombre en sociedad:  aquí pueden incluirse desde las necesidades de diferenciación o imitación en el vestuario, como es el estar a la moda, originadas en la necesidad de mostrar un estatus social, hasta las necesidades de defensa contra la agresión de un adversario sea este ficti    

Se puede intentar cualquier otra clasificación de las necesidades materiales o espirituales, vitales o superfluas.  Desde el punto de vista económico interesa destacar dos características:  la utilización de recursos escasos para su satisfacción y que las necesidades son múltiples y pueden ser ordenadas de acuerdo a su importancia. 

Durante mucho tiempo se argumentó que era objeto de estudio de la Economía solamente la satisfacción de las necesidades materiales. Sin embargo puede haber necesidades espirituales que también caen dentro del campo económico, porque su satisfacción requiere de recursos escasos.

Por ejemplo, la construcción de iglesias.  Esta actividad no puede argumentarse que satisfaga necesidades materiales, sin embargo, ella implica aspectos económicos por el hecho que utiliza recursos. Los ejemplos pueden aumentarse si se piensa en la construcción de escuelas, la formación de bailarinas de ballet o la organización de talleres literarios.  Todos implican la satisfacción de necesidades no materiales y caen en el ámbito de la economía.

En resumen, la economía no se restringe a la satisfacción de un tipo particular de necesidades, considera cualquiera de ellas, siempre y cuando importen el uso de recursos escasos.  

(El problema económico surge porque las necesidades son virtualmente ilimitadas, mientras que los recursos para satisfacerlos son limitados y por lo tanto también los bienes económicos son escasos)

La multiplicidad de las necesidades es otra característica que interesa destacar.  Si el ser humano tuviera una sola necesidad el problema económico sería muy simple: bastaría ordenar la utilización de los recursos escasos para la satisfacción de esa única necesidad. Sin embargo no es así, las necesidades son múltiples, derivadas de la diversidad de la naturaleza humana.

A la multiplicidad se agrega el hecho de que las necesidades tienen generalmente una diversa importancia.  es decir los hombres pueden establecer una escala de prioridades de acuerdo con la mayor o menor urgencia que cada necesidad revista en un momento determinado.  felizmente es así, ya que de otra manera, el problema económico no podría ser resuelto, o simplemente daría lo mismo satisfacer cualquier necesidad, ya que en el fondo serían todas igualmente importantes.

Finalmente, la escala de prioridades de las necesidades depende de la estructura de valores que impere en la sociedad y como consecuencia de variables que van más allá de la economía, y que dicen relación con los intereses o las creencias religiosas, filosóficas o doctrinarias/ideológicas.

En algunas sociedades, satisfacer la necesidad de sentirse en un cierto nivel social a través del consumo de suntuarios, puede ser más importante que satisfacer necesidades vitales como la alimentación.

La Economía observa y analiza las consecuencias de que en una sociedad impere uno u otro sistema de valores, pero desde un punto de vista positivista no argumenta en favor de uno u otro.

La política económica o economía política, disciplina de economía aplicada, toma un conjunto de valores como deseables, por razones éticas o doctrinarias/ideológicas  y examina que cambios deben introducirse  en el sistema económico para alcanzar sus objetivos.”.

Anuncios