ROMA, 14 enero   2014 (ANSA)- Tal como había sido anticipado en los últimos días, el jefe del Estado italiano, Giorgio Napolitano, de 89 años, renunció hoy al cargo, tras estar al frente del Quirinale, sede de la presidencia, por nueve largos y complicados años.

Napolitano comunicó su decisión a través de una carta de pocos renglones que fue leída en la Cámara de Diputados por la presidente de esa asamblea, Laura Boldrini. El texto fue recibido por un largo aplauso de gran parte de los parlamentarios presentes que se pusieron de pie, en señal de reconocimiento al trabajo realizado en casi diez años por el mandatario.

Boldrini recordó “el rigor, la integridad y la lealtad a los valores de la Constitución y de las altas funciones” demostrados por el jefe del Estado, los mismos valores destacados en los tantos mensajes que el mandatario recibió en estas horas desde Italia y desde el exterior.

Desde Sri Lanka, donde realiza una visita, el Papa recordó por ejemplo “su acción iluminada y sabia que contribuyó a reforzar” entre los italianos los ideales de “solidaridad, unidad y concordia”.

La renuncia no es una sorpresa ya que el mismo presidente se había referido a su dimisión en los días pasados, recordando el peso de la edad: Napolitano es en efecto el único presidente en toda la historia de la República italiana en haber ejercido el cargo a una edad tan avanzada.

El ex dirigente del Partido Comunista Italiano y ex parlamentario europeo fue elegido para un primer mandato al frente de la Presidencia (de siete años) en el 2006. En el 2013 fue reelecto gracias a un acuerdo entre los partidos en el Parlamento, en una fase delicada de la vida política. Tras el “addio” de Napolitano, quien dejó el Quirinale en un automóvil y que ya se encuentra en su casa del barrio romano de Monti, todos los reflectores de la política apuntan hacia los posibles candidatos para el cargo, el más importante de todas las instituciones del país.

El premier Matteo Renzi salió al cruce de eventuales presiones para apurar los tiempos y destacó que “razonablemente tendremos un nuevo presidente para finales de mes”.
Además de premier, Renzi es también el líder del Partido Democrático (PD, de centroizquierda), la mayor formación política del país: el primer ministro, y el mismo PD, tendrá por lo tanto un rol clave en la elección del sucesor de Napolitano.

Aún es por lo tanto muy temprano para hablar de nombres concretos. La prensa italiana ha de todos modos mencionado algunos potenciales candidatos: entre los que más suena en estas horas el precisamente un conocido dirigente del PD, el ex alcalde de Roma Walter Veltroni.

Para que el panorama se aclare un poco más habrá que esperar de todos modos al viernes, día en el que se reúne la secretaría política del PD. La primera votación para elegir al sucesor de Napolitano en el Parlamento está prevista para el 29 de enero.
De manera provisoria, la presidencia del país ha quedado en manos de Pietro Grasso, presidente del Senado, quien hoy mismo comenzó a ejercer esas funciones. RIG/MRZ
14/01/2015 20:40
© Copyright ANSA. Todos los derechos reservados.

 

(Fuente:  http://www.ansa.it/ansalatina/notizie/rubriche/italia/20150114204035739769.HTML  y selección de Mon Money)

Anuncios