Después del acuerdo que habilitó el préstamo alemán a Grecia, el líder de Syriza apuntó contra las fuerzas conservadoras de Europa: “Querían derribarnos antes de que el ejemplo Griego afecte a otros países”.

El primer ministro griego Alexis Tsipras dijo el sábado que no se rendirá en su “batalla” con los acreedores del país y acusó directamente a España y Portugal de tratar de sabotear sus negociaciones con Bruselas.

“La batalla continuará”, dijo el primer ministro Tsipras al comité central de su partido de izquierda Syriza. “Quien piense que cederemos será decepcionado”, añadió.

“Quien piense que cederemos será decepcionado”

Tsipras afirmó que durante las negociaciones que condujeron a otorgar el martes a Grecia el acuerdo de extensión del préstamo, refrendado el viernes por los diputados alemanes, la presión de otros países europeos “tuvo el carácter de un chantaje”.

Las fuerzas conservadoras (de Europa) tratan de tendernos una trampa, para llevarnos a la asfixia financiera”, añadió. Pero Grecia no “cederá ante las dificultades o en nuestros principios”, dijo.

Según Tsipras, Grecia se enfrenta a “un eje de poderes encabezado por España y Portugal” que tratan de echar por tierra las negociaciones “para conjurar riesgos políticos internos”.

Su plan era y es desgastar, derribar o llevar a nuestro Gobierno hacia una rendición incondicional antes de que nuestro trabajo produzca resultados y antes de que el ejemplo griego afecte a otros países. Y, especialmente, antes de las elecciones en España“, disparó el primer ministro.

Sus declaraciones fueron vistas como una forma de referirse al auge de partidos contrarios a la austeridad en España y Portugal, animados por la llegada de Syriza al poder. En España, Podemos, cercano aliado de Syriza, encabeza las encuestas para las elecciones generales de final de este año.

El gobierno griego, que se comprometió a mantener presupuestos equilibrados y a aplicar medidas sociales para hacer frente a la “crisis humanitaria”, procurará cobrar impuestos a “quien tiene dinero y nunca pagó”.

“Nos comprometimos a tener presupuestos equilibrados. Si tengo que poner un impuesto extraordinario, lo haré, pero será para los que pueden pagar”

Después de que los diputados alemanes levantaran el viernes el último obstáculo a las ayudas internacionales que deben darle un respiro a Atenas, Tsipras anunció una serie de medidas sociales y el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, afirmó el sábado que Atenas podría recurrir a un impuesto extraordinario para equilibrar sus presupuestos.

“Nos comprometimos a tener presupuestos equilibrados. Si tengo que poner un impuesto extraordinario, lo haré, pero será para los que pueden pagar (…) No vamos a quitarle dinero a la gente que está sufriendo”, declaró el ministro.

“La gente que nos interesa es la que tiene dinero y nunca pagó. Ese es nuestro objetivo y no nos vamos a compadecer”, puntualizó.

“Queremos encontrar una solución para que paguen los que tienen dinero”, insistió.

En la noche del viernes, el primer ministro Tsipras había expresado su satisfacción por el voto del parlamento alemán, al tiempo que anunciaba una serie de medidas sociales previstas en el programa electoral de Syriza.

 

(fUENTE:  http://www.infobae.com/2015/02/28/1671431-alexis-tsipras-acuso-los-gobiernos-espana-y-portugal-querer-derribarlo  y selección de Patric)

 

Anuncios