“Un tratado de libre comercio (TLC) consiste en un acuerdo comercial regional o bilateral para ampliar el mercado de bienes y servicios entre los países participantes como continentes o básicamente en todo el mundo. Básicamente, consiste en la eliminación o rebaja sustancial de los aranceles para los bienes entre las partes, y acuerdos en materia de servicios. Este acuerdo se rige por las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) o por mutuo acuerdo entre los países.

Un TLC no necesariamente conlleva una integración económica, social y política regional, como es el caso de la Unión Europea, la Comunidad Andina, el Mercosur y la Comunidad Sudamericana de Naciones. Si bien estos se crearon para fomentar el intercambio comercial, también incluyeron cláusulas de política fiscal y presupuestario, así como el movimiento de personas y organismos políticos comunes, elementos ausentes en un TLC.

Históricamente el primer TLC fue el Tratado franco-británico de libre comercio (o Tratado de Cobden-Chevalier) firmado en 1860 y que introduce también la cláusula de nación más favorecida.

Lista de las Zonas de Libre Comercio

Tratados de Libre Comercio Actuales

El MERCOSUR es un ejemplo de área de libre comercio entre países del cono sur.

Esta es la lista de zonas de libre comercio entre tres o más países, principalmente notificada a la GATT / Organización Mundial del Comercio y tratados en vigencia. Cada unión aduanera, comercio común o una unión económica y monetaria cuenta con una zona de libre comercio. Los pequeños acuerdos, que son parte de uno mayor no figuran.

Objetivos oficiales de un TLC

Los principales objetivos de un TLC son:

  • Eliminar barreras que afecten o mermen el comercio entre las zonas que firman el tratado.
  • Promover las condiciones para una competencia justa.
  • Incrementar las oportunidades de inversión.
  • Proporcionar una protección adecuada a los derechos de propiedad intelectual.
  • Establecer procesos efectivos para la estimulación de la producción nacional, aunque luego mucho tejido productivo nacional quede destruido por la competencia.
  • Fomentar la cooperación entre países amigos o la dominación de un país a otro a través de la economía.
  • Ofrecer una solución a controversias o crearlas.

Los tratados de libre comercio son importantes para acabar con el proteccionismo económico (que protege la producción nacional) pues se constituyen en un medio eficaz para garantizar el acceso de productos a los mercados externos, de una forma más fácil y sin barreras. Además, permiten que aumente la comercialización de productos nacionales de un lado y se destruya la producción nacional del otro lado, se genere más empleo de mala calidad y en grandes compañías en un lado y se destruya mucho más empleo del que se genera en ambos lados, se modernice el aparato productivo o se termine de destruir, mejore el bienestar de la población que es dueña de las grandes multinacionales y merme la calidad de vida del resto de la población y se promueva la creación de nuevas empresas por parte de inversionistas nacionales y extranjeros. Pero además el comercio sirve para abaratar los precios que paga el consumidor por los productos que no se producen en el país, salvo que estos productos pasen por un proceso de especulación (como ocurre con los alimentos) y tengamos el efecto contrario. Además, son una causa muy importante de hambre y pobreza, pues suele suponer la ruina de muchos productores de países empobrecidos que no pueden competir con productos subvencionados por economías más potentes. Estos productores pierden la tierra y no pueden hacer frente a la compra de alimentos cuyo precio se ha incrementado tras la especulación.

Formalmente, el TLC se propone la ampliación de mercado de los participantes mediante la eliminación de los derechos arancelarios y cargas que afecten las exportaciones e importaciones. En igual sentido busca la eliminación de las barreras no arancelarias, la liberalización en materia comercial y de subsidios a las exportaciones agrícolas, la reestructuración de las reglas y procedimientos aduaneros para agilizar el paso de las mercancías y unificar las normas fitosanitarias y de otra índole. Sin embargo, esto no es igual para ambas partes, en el caso del TLC EUCA, los Estados Unidos conservan intactos las medidas protectoras y subsidios a sus agricultores mientras los centroamericanos deberán dejar a los suyos desprotegidos.

Ejemplos de tratados de libre comercio en América Latina

Véase también

(Wikipedia y Selección de  Mon Money)

Anuncios