foto Jimena Catrón   Por Jimena Catrón Editora Finanzas

1Faltando apenas doce días para Navidad -la mejor época del año-, comenzamos esta semana con los ojos puestos en lo que ocurrirá el miércoles. Ello porque ése es “EL” día que ha estado esperando el mercado por meses, ya que la Reserva Federal (FED) se reunirá para definir si sube o no las tasas de interés. Y ojo: si bien se da por sentado que las subirá, lo cierto es que varios economistas sostienen que la FED se mantendrá a la espera de que Donald Trump entregue detalles de cómo será el recorte de impuestos y el incremento en el gasto público. De lo que no hay dudas, es que dará señales respecto del ritmo de alzas para 2017.

Los inversionistas han seguido aumentando sus posiciones largas en el dólar, por las expectativas de que se registre una inflación más alta con el aumento del gasto en infraestructura bajo la administración Trump.

2Lo que sigue podría ser un problema mayor: China anunció hace algunos momentos que acudió al centro de resolución de disputas en la Organización Mundial del Comercio por el enfoque de Estados Unidos y la Unión Europea para calcular las medidas antidumping contra las exportaciones chinas. Esto porque al incorporarse a la OMC en 2001, el gigante asiático aceptó que la trataran como una economía “no de mercado” al evaluar los derechos antidumping durante 15 años. Así, se usan los precios de un tercer país para medir si están vendiendo sus productos por debajo del valor de mercado.
Pero esa cláusula venció el 11 de diciembre y China ha exigido que los países respeten el acuerdo.

Sin embargo, EEUU. considera que no están las condiciones, y ya en noviembre la secretaria de Comercio de los Estados Unidos, Penny Pritzker, dijo que la situación “no estaba madura” para cambiar la forma en que evalúa si China ha alcanzado el estatus de economía de mercado.

Y ojo: “China se reserva el derecho, bajo las reglas de la OMC, de defender resueltamente sus derechos legales”, respondieron hoy ante dicha organización.

3En Latinoamérica, el pronóstico de calificación para los metales y minería en 2017 sigue siendo negativo, según un reporte de Fitch Ratings dado a conocer hace algunas horas.
Respecto del acero, el reporte señala que las siderúrgicas brasileñas se han visto gravemente afectadas por la caída de la demanda interna del metal, las elevadas tasas de interés y la debilidad de la posición competitiva en el mercado de exportación. No se espera que una recuperación material de la demanda de acero ocurra hasta 2018.
Fitch espera que las monedas locales sigan siendo débiles, mientras que señala que la reducción de costos y la rentabilidad seguirán siendo el foco de atención de los mineros.
Se prevé tendencias de precios mixtos en 2017, con sólidas perspectivas para el cobre, el níquel y el zinc debido a los déficit físicos de la oferta, mientras que las expectativas son de que el mineral de hierro disminuya para reflejar el mercado excesivamente abastecido.
4Por el lado del petróleo, se espera que esta semana la volatilidad siga siendo la consigna, por lo que el avance de casi 5% que registra en estos momentos no debiera alarmarnos. La razón se encuentra en que el sábado, los principales productores no OPEP llegaron a un acuerdo para reducir la producción en 558.000 bpd adicionales. De eso, Rusia cortará 300.000 bpd.

Y pese a que la cifra está por debajo de la meta inicial de 600.000 bpd, sigue siendo el mayor recorte de producción por países que no pertenecen a la OPEP.

Sin embargo, algunos siguen siendo escépticos sobre la capacidad de los grandes productores de adherirse a los límites de producción, especialmente después de que ayer la producción de petróleo de Arabia Saudita llegara a un nuevo récord. Así, hasta el momento se cree que el exceso de oferta de crudo se mantendrá por lo menos por todo 2017.

5El futuro del banco más antiguo del mundo, y el tercero más grande de Italia, el Monte dei Paschi di Siena, sigue en peligro de quiebra.Y el panorama se ve pésimo: levantar 5 mil millones de euros en el mercado de aquí a dos semanas se ve complejo, especialmente después de que el Banco Central Europeo se negara a darle más tiempo para recapitalizar.

La decisión del consejo de supervisión del BCE pone presión al gobierno de ese país, que pasa por una fuerte crisis política, para que le inyecte dinero. El principal riesgo: que la caída de la institución financiera contagie al resto del mercado.

(Fuente:  Diario Financiero y selección de Mon Money)

Anuncios